El consumo excesivo de bebidas alcohólicas es la causa de más de 200 enfermedades y trastornos en el cuerpo humano. No basta con decir que el alcohol es malo para la salud física y mental de quien abusa de esta sustancia, es importante saber cómo afecta y qué complicaciones puedes llegar a tener.

El alcohol puede afectar tu estado de ánimo ya que los procesos de pensamiento y juicio se van alterando produciendo una pérdida progresiva de memoria y de otras capacidades mentales. Sin embargo, no son sólo estos efectos y consecuencias los que tiene el consumir bebidas alcohólicas. Algunas de las afecciones más importantes son:

A nivel cardiovascular


Consumir en exceso bebidas alcohólicas aumenta la presión sanguínea llegando a provocar hipertensión. También puede producir daños en el músculo cardíaco debilitando sus paredes y perdiendo la capacidad de bombear la sangre.

A nivel digestivo


Lo más grave que puede causar es la pancreatitis aguda, una enfermedad que afecta al páncreas de una manera muy severa. En el caso del hígado, es un órgano que hace lo que puede, evoluciona agrandándose e intentando adaptarse y limpiando esta sobrecarga metabólica, pero al final claudica; produce una hepatitis muy grave que termina en cirrosis y, por supuesto, en la muerte celular de los hepatocitos.